Pingüino de Sclater

Nombre científicoscientific-nameEudyptes sclateri

Peso
weight-64
De 3 a 6 kg.

Altura
height-6460-70 cm.

Expectativa de vida:
life-expectancyMenos de 10 años. Algunos logran vivir hasta 18 años.

Población Aproximada
population-64 individuos

Estado de Conservación
status-64En peligro de extinción

Apariencia

Todo el plumaje de cabeza y parte trasera del cuerpo es de color negro, mientras del cuello hacia el inicio de las patas es blanco. Sus distintivos que no pueden pasar desapercibidos, son los penachos amarillo con blanco que nacen en la base del pico y se distribuyen hacia la cabeza. Las plumas de esa parte permanecen verticales, es por ello que en inglés se le nombró Erect-crested penguin (pingüino de penacho erecto).

Sus patas son de un tono rosa claro que resalta sus negras garras. El pico varía de naranja a rojizo y es corto y grueso; está finamente delineado por un contorno blanco. A diferencia de los Macaroni, los Sclater no tienen el iris rojo intenso sino negro con suaves matices rojizos que no se notan a simple vista.

Los polluelos están cubiertos por un suave plumaje en color café chocolate en toda la cabeza y la parte trasera del cuerpo, mientras que del cuello hacia las patas muestran un color que varía del crema, amarillo o blanco. No poseen las plumas erectas de los adultos hasta su muda.

¿En dónde viven?

Son nativos de dos islas ubicadas al sur de Nueva Zelanda: las islas Antípodas y las islas Bounty. Algunos ejemplares anidan en la cercanas islas Auckland, un archipiélago subantártico también de Nueva Zelanda. Los aterrizajes en las islas Antípodas y Bounty están prohibidos por el gobierno Neozelandés.

Su hábitat es paradisíaco y húmedo. Costas con formaciones rocosas, hermosa vegetación y mares azules con alta concentración de algas conforman el entorno del pingüino de Sclater o de las Antípodas.

Habilidades y Comportamiento

Son especies que efectúan muestras de afecto tanto con sus parejas como con sus crías, pero  cuando se trata de individuos que no tienen alguna relación de parentesco, demuestran agresividad y defienden su espacio con ayuda del pico y aletas.

Cuando se sumergen en grupos para ir de caza, son cooperativos y se mantienen alerta ante posibles peligros.

El acicalamiento de la cabeza es muy común entre las parejas, así como reverencias y otros movimientos corporales. La comunicación es muy importante para los adultos y los padres con crías. Pitidos cortos, picos abiertos, aleteos y movimientos de cabeza, son algunas de las expresiones más utilizadas por los pingüinos de Sclater.

Muda

Los individuos no reproductores llegan antes a las islas Antípodas en el mes de enero para mudar. Los reproductores, en cambio, retornan al mar después de que sus crías mudaron de plumaje por primera vez. En estos viajes de pre-muda, se abastecen de abundante comida para soportar en tierra el tiempo que no podrán entrar al mar. Este proceso natural tarda de 26 a 30 días; machos y hembras pueden perder hasta el 50% de su peso.

¿Qué comen?

Se sabe muy poco acerca de los hábitos alimenticios de esta especie, pero en base a estudios científicos, el pescado y los crustáceos constituyen su principal fuente de alimento.

Reproducción

Período de incubación: Alrededor de 35 días.

Números de huevos: Dos.

Los machos son muy dedicados en el cortejo. Ellos construyen el nido a la vista de su pareja para impresionarla. Si sus esfuerzos son valorados y reconocidos por la hembra, esta accederá a la cópula.

El primer huevo que es colocado a principios de octubre es más pequeño que el segundo, puesto cinco días después. Los huevos son azul pálido o verde claro y poco después se tornan en un color marrón suave.

El 98% de las veces se pierde el primer huevo, mientras el segundo logra desarrollarse con éxito. Dos días después del nacimiento, la hembra deja al macho al cargo de las crías durante tres o cuatro semanas, pero ella regresa diariamente para regurgitarles alimento.

Peligros

No se conoce con claridad la causa de su baja poblacional, pero entre las hipótesis se encuentra el cambio de temperatura en los océanos, la disponibilidad de los alimentos o algún tipo de contaminación marina. Es por ello que el gobierno de Nueva Zelanda ha prohibido la presencia humana en esas zonas, permitiendo el acceso a selectos investigadores que tuvieron que pasar por pruebas rigurosas para ser aprobados. Las islas Antípodas y las islas Bounty son hogar de varias especies de aves endémicas que no han sido estudiadas en su totalidad, razón por la cual se ha convertido en una tierra estrictamente protegida.

Estado de Conservación: En peligro de extinción.

SPR-06