Pocas aves pueden jactarse de ser ágiles nadadoras. Los pingüinos sí pueden hacerlo, y aunque carecen de la capacidad para volar, su comida suele tener aletas y no alas. La dieta de los pingüinos se basa en la carne de animales más pequeños que ellos, los cuales corresponden a sus presas, y de ninguna manera se llevan al pico plantas terrestres o acuáticas sencillamente porque su organismo no está diseñado para digerir materia vegetal.

La mayoría de las especies de pingüinos se alimentan de pequeños peces, de krill y de calamares. Sin embargo, la dieta varía en función de la especie, de las características de cada pingüino y de la región en donde viven. Los pingüinos que viven en las zonas templadas a tropicales suelen alimentarse principalmente de peces, pero aquellos que habitan el frío entorno del continente antártico tienen que conformarse casi siempre con krill, unos pequeños crustáceos que se encuentran nadando por montones. Por su parte, los que viven entre estas zonas pueden disfrutar tanto de peces como de krill y calamares.

Búsqueda de Alimentos

La mayoría busca su alimento dentro de 15.3 y 18.3 metros, pero, en función de su alimentación, hay 2 tipos de pingüinos:

-Aquellos que buscan comida a unos 20 kilómetros de la costa y de la colonia, como el pingüino africano (Spheniscus demersus), el pingüino de las Galápagos (Spheniscus mendiculus), el pingüino papúa (Pygoscelis papua), el pingüino de Humboldt (Spheniscus humboldti), el pequeño pingüino azul (Eudyptula minor) y el pingüino de ojo amarillo (Megadyptes antipodes).

Estas especies realizan viajes continuos pero cortos hacia el mar.

-Los que se desplazan a cientos de kilómetros de la colonia y de la costa, como el pingüino de Adelia (Pygoscelis adeliae), el pingüino barbijo (Pygoscelis antarctica), el pingüino emperador (Aptenodytes forsteri), el pingüino rey (Aptenodytes patagonicus), el pingüino de Magallanes (Spheniscus magellanicus) y las especies crestadas. Durante el período de incubación, los individuos suelen viajar mucho más lejos, ya que el suministro de comida de las zonas donde viven es más estacional.

Los pingüinos no se sientan a esperar a que un pez, un calamar o un crustáceo se acerquen a la orilla del mar para lanzarse en su captura. Por el contrario, estas aves tienden a perseguir presas que se agrupan en bancos, aunque los calamares son la excepción pues estos son básicamente solitarios. Todas las especies buscan su alimento en el mar, y para ello, tienen que sumergirse a varios metros de profundidad. El cuerpo de los pingüinos les ofrece las condiciones necesarias para nadar con rapidez tras una presa. Cuando están bajo el agua son sumamente ágiles, y no tienen mayor problema en capturar con el pico peces pequeños.

El tiempo que pasan bajo el agua es de varios minutos, según la especie. Por ejemplo, el pingüino emperador tiene la capacidad de permanecer sumergido hasta 20 minutos continuos sin salir a la superficie. ¿Cómo lo logra? Pues bien, el ritmo cardíaco baja y los riñones usan menos oxígeno, así el pingüino no tiene que salir a tomar aire continuamente.

Es probable que bajo el agua se guíen principalmente por su sentido de la vista, aunque no se sabe muy bien cómo cazan durante las noches. Una vez que tienen el alimento en la boca, hacen movimientos de cabeza para que este se deslice hacia atrás. Están desdentados, pero su lengua y garganta poseen una especie de espinas carnosas que evitan que las presas resbalosas escapen de su poder. Evidentemente, no pueden masticarlas.

Ahora bien, cuando estas aves ingieren su comida, el agua de mar también se introduce en su cuerpo, pero no sufren ningún daño en su organismo. A diferencia de muchos animales, no suelen beber agua dulce directamente de las fuentes, sino que aprovechan el líquido de sus presas y del mar para hidratarse. En este último caso, las glándulas supraorbitales, que se localizan cerca de sus ojos, excretan la sal.

Polluelos

Las crías de los pingüinos son alimentadas por ambos padres. Al principio, estos regurgitan su propio alimento consumido y con esa papilla alimentan pico a pico a los polluelos en el nido. De nuevo, macho y hembra se turnan para realizar esta tarea, pero en el caso de los pingüinos crestados, las hembras son casi exclusivamente las alimentadoras.

SPR28